Compañía de Marionetas Pis Pis


Pis Pis nació en 1979 a raíz de la cesión de una caja con cabezas de muñecos de plástico por parte de la comunidad de Hijas de la Caridad de Falces. A partir de entonces, el grupo ha ido creciendo tanto en lo humano como en lo artístico, al pasar varias generaciones por sus filas, siempre de forma desinteresada. El número de montajes que ha elaborado a lo largo de su carrera artística ha superado los ochenta, abarcando las técnicas más diversas: marioneta de guante, de varilla, sombras chinas, luz negra, audiovisuales… Nuestros espectáculos van dirigidos al público infantil y tienen la duración aproximada de una hora, ya que solemos agrupar dos historias diferentes para cada actuación. 

La sede de la asociación se encuentra en el edificio del antiguo Hospital de Falces, donde desde hace más de 30 años está el taller, local de ensayo y almacén.
Los árboles de piedra (1996)
Los trabajos de la Compañía están divididos. Las labores de taller, la producción de los espectáculos, construcción de marionetas, decorados, atrezzo y mantenimiento de los mismos, la siguen realizando los fundadores del grupo, que con los años han ido perfeccionando la técnica, los materiales y los montajes, siempre de forma autodidacta. De las labores de ensayo y representación, se encargan los miembros más jóvenes. En total Pis Pis está formado por unas quince personas que comprenden edades entre los 18 y los 70 años.

A lo largo de todos estos años hemos colaborado con otros grupos como el Taller de Teatro Navarro Villoslada, distintas ONG´s y actuado en eventos como las Fiestas Medievales de Olite, en Civican o en la inauguración del Centro Cívico Pedro Iturralde de Falces.
En 2010 tuvo lugar uno de los momentos culmen. Tras 31 años de historia fue posible poner en escena nuestras obras en La Habana. Formando parte de un proyecto de cooperación cultural de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) tuvimos la oportunidad de subirnos al escenario del Teatro Nacional de Guiñol de Cuba y representar cinco funciones de luz negra. Desde entonces hemos potenciado los espectáculos de teatro negro, una técnica con raíces en Praga y poco conocida en Navarra. Una escenificación puesta en un espacio carente de luz por completo que, utilizando una luz negra hace resaltar tejidos, materiales y colores.

Los fantasmas del planeta Borth (2014)


La historia de nuestros títeres, ha pasado por diferentes etapas. En un principio consistían en cabezas de muñeca a las que se les hacían unos vestidos, conformando así la típica marioneta de guante.
Ferdinando el toro (1993)
 Luego, comenzamos a usar la pasta de papel para darles forma, siendo éste el método que más se ha utilizado y que ha sido perfeccionado a lo largo de los años. Últimamente venimos utilizando la goma espuma, que nos proporciona infinidad de posibilidades a la hora de obtener nuevas formas al mismo tiempo que reduce el peso de los muñecos. También, en muchas ocasiones hemos utilizado materiales de reciclaje para la confección de los títeres y marionetas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario